El rescate de la tonina Isabela

El rescate de la tonina Isabela

La conservación de nuestros ecosistemas garantiza nuestra propia supervivencia

El año pasado, las comunidades de la vereda El Sinaí alertaron sobre una tonina varada en aguas poco profundas del caño Agua Limón. De inmediato se inició una operación conjunta de rescate que permitió salvar la vida de una hembra de más de 2 metros de largo.

Durante el rescate de Isabela conocimos información importante sobre estos mamíferos juguetones, carismáticos y muy inteligentes que surcan las vertientes hídricas de nuestra Amazonia y Orinoquia; por ejemplo, que su presencia en nuestros ríos son un indicador de un ecosistema sano y que ayudan a controlar la población de peces en nuestros cauces.

Para conocer más sobre esta especie, Arauca con Petro y Leo invitó a María Jimena Valderrama, profesional en Ciencias Ambientales y Medicina Veterinaria, una apasionada de la medicina de la conservación y de los mamíferos acuáticos. Actualmente apoya a la Fundación Omacha en el programa de marcaje y seguimiento satelital de delfines y armadillos, así como en la rehabilitación de manatíes amazónicos, en programas de educación ambiental y apoyando acciones como la de rescatar delfines con el apoyo de compañías como SierraCol Energy.

En un trabajo conjunto entre autoridades, las fundaciones Omacha y Neotropica Cuencas y Ecopetrol y SierraCol Energy apoyan el rescate de estos ejemplares.

¿Por qué decide trabajar con toninas?

Siempre me ha fascinado la fauna silvestre y trabajar por la conservación de nuestro ambiente.

Los delfines llegaron a mi vida a darme el valor y el camino para hacerlo, son seres maravillosos y mágicos. Con ellos me enamoré del trabajo en ecosistemas acuáticos, de la conservación, del trabajo con comunidades, de la educación. Me hicieron entender el poder del todo, porque no es solo trabajar por un individuo o una especie, es trabajar por un ecosistema, por nosotros mismos.

¿Por qué las toninas son tan importantes para los ecosistemas hídricos?

Las toninas están en la cima de la cadena alimenticia, ellas regulan las poblaciones de peces. Tienen una importancia y responsabilidad similar al jaguar en la tierra, pero en el agua. Su presencia indica salud en el ecosistema.

¿Qué los hace una especie única?

Los delfines de río son absolutamente maravillosos, son seres nobles e inteligentes. Se diferencian de los delfines de mar en varios aspectos: pueden rotar su cabeza ya que sus vértebras cervicales no están fusionadas, sus aletas tienen mayor movimiento, su sistema de comunicación (ecolocalización) es más eficiente. Además, se han adaptado perfectamente a los ecosistemas de agua dulce, convirtiéndose en los predadores tope. Tienen un sistema de sonar único que les permite orientarse bajo el agua y detectar a sus presas.

¿Cuáles son los factores que constituyen amenazas para las toninas?

Destrucción de su hábitat, pérdida de la conectividad y transformación de los ecosistemas, presencia de hidroeléctricas, la captura dirigida para usarlas como carnada para la pesca del pez mota, que es carroñero (Calophysus macropterus), ahogamiento en redes de pesca, cambio climático y contaminación en los ríos, principalmente por mercurio que ocurre en las explotaciones legales e ilegales de oro. En Arauca, el estrés hídrico marcado está amenazando de manera particular a esta especie y por eso en los últimos ocho años se han tenido que rescatar a más de 17 animales.

¿Qué pasaría con los ecosistemas hídricos si desaparecieran las toninas?

Ellas llevan más de diez millones de años en nuestros ecosistemas acuáticos, al no estar se alteraría completamente el equilibrio ecosistémico, no habría control natural sobre las poblaciones de peces alterando la salud de estos y del ecosistema.

¿Cuál es el mensaje para las personas que habitan las áreas ribereñas, para los pescadores y en general para quienes dependen del río para subsistir?

Donde hay delfines hay vida, si los cuidamos a ellos, cuidamos a todo el ecosistema y a nosotros mismos, de paso. En los últimos años ya hemos visto los cambios que están sucediendo en el ecosistema, la disminución de poblaciones de peces, el cambio en las crecientes de los ríos, los inviernos y tiempos secos mucho más largos; todo esto por el uso inadecuado de nuestros recursos, así que este es el momento para hacer las cosas bien, cuidar nuestros ecosistemas únicos, nuestra fauna. La conservación de nuestros ecosistemas garantiza nuestra propia supervivencia.

¿Cómo podemos ayudar a preservar esta especie única?

• Evitemos que los delfines mueran ahogados en redes.
• No capturemos, ni comercialicemos, ni compremos pez mota.
• Conduzcamos las embarcaciones con precaución y reduzcamos la velocidad en los sitios donde sabemos que están los delfines.
• Implementemos acuerdos de pesca y respetemos las vedas.
• Mantengamos el río limpio.
• Apoyemos el turismo ecológico responsable y las poblaciones locales que viven en estos ecosistemas.
• Eduquemos a nuestros hijos y familiares sobre la importancia de los delfines en nuestros ecosistemas.

La naturaleza hizo su trabajo

Atendiendo el llamado de la comunidad del centro poblado de La Pesquera para rescatar un delfín rosado o tonina encallada en aguas del río Bayonero, el pasado mes de febrero, Ecopetrol y SierraCol Energy, junto con un grupo del cuerpo de Bomberos de Arauquita y profesionales de la Fundación Neotropical Cuencas se desplazaron al lugar. Sin embargo, el aumento del caudal del río Bayonero permitió el movimiento del animal hacia aguas profundas del río Gaviotas frente a la isla de la Reinera.

“Para nosotros es muy valioso que la naturaleza haya hecho el trabajo por nosotros, evitamos traumatismos al animal y un poco de estrés en su movilización; además, nos permitió observar en el recorrido que hicimos para constatar el traslado, que se encontró con otras toninas y sus crías”, puntualizó Aurimar Pérez, Bióloga de la Fundación Neotropical Cuencas.