Emprendimiento digital

Emprendimiento digital

¿Cómo crear empresa en el entorno digital?

Internet se convirtió en un escenario global, donde las personas estudian, leen, investigan, interactúan y se mantienen informadas acerca de sus temas de interés. Adicionalmente, ha permitido globalizar el mercado y transformarlo al entorno digital, donde el cliente puede escoger lo que necesita, comparar los precios, la calidad e, incluso, la atención. Esto hace que migrar un negocio al ambiente virtual o incursionar en él sea igual o más riguroso que en la presencialidad.

Óscar Javier García Ibarra, administrador financiero con amplia experiencia en emprendimiento y educación financiera, de la Unidad de Inclusión Financiera de la Fundación El Alcaraván, resume el emprendimiento digital como “la suma del emprendimiento tradicional y todas las alternativas y herramientas que proveen los entornos virtuales, como WhatsApp y Facebook, entre otras”.

En esta cartilla aprenderá cómo organizar su idea de negocio adaptándola al comercio virtual y los pasos que debe seguir para incursionar en ella.

Planifico mi proyecto

La organización es la clave para desarrollar cualquier idea de negocio en línea o en los canales tradicionales. Conocer las capacidades o habilidades de la empresa y tener una estrategia clara y definida para llegar a sus objetivos hacen parte de los aspectos que se deben a tener en cuenta en esta etapa.

1. Proyecte su negocio: defina la idea del proyecto para saber qué desea lograr. Una buena práctica para visualizarlo es escribiéndolo, dibujándolo, creando un mapa mental que permita ver cuál es el proyecto y hacia dónde quiere ir.
2. Establezca objetivos y metas: un objetivo bien definido determina el camino que se debe tomar, recuerde que deben ser objetivos específicos, que pueda alcanzar y que, además, se puedan medir.
3. Piense en una estrategia: responda las preguntas “¿cómo voy a alcanzar mis objetivos y metas?”, “¿cómo voy a vender mis productos en el entorno virtual?”, “¿a quiénes les venderé mis productos?”y “¿qué me diferencia de la competencia?”. Dando respuestas a estos y otros interrogantes, puede planear una estrategia que le permita alcanzar los objetivos trazados al inicio.
4. Propuesta de valor: aquí creará la forma adecuada para mostrar lo que vende y el beneficio que esto trae para el cliente. ¿Qué hace diferente su negocio de la competencia?, ¿cuál es el valor adicional? Encontrando ese plus a lo que hace, logrará atraer clientes interesados en vivir esa experiencia.

“El miedo no debe ser a lograr la transformación digital, sino a seguir haciendo lo mismo como se venía haciendo antes, a no cambiar; esos serían el riesgo y el miedo”, asegura Óscar Javier García

Emprendimiento digital

Primeros pasos en las plataformas digitales

Luego de planificar muy bien el negocio, desde la misión, visión, objetivos y estrategias, el siguiente paso es entrar al entorno virtual. Las plataformas digitales actuales permiten contar con muchas herramientas gratuitas que ponen a prueba la creatividad del emprendedor a la hora de vender un producto, creando al mismo tiempo comunidad e interactuando con los clientes.

Defina una imagen: diseñe un nombre, un logo, un eslogan (frase llamativa, de fácil recordación, que generalmente describe el quehacer o los beneficios) y todo aquello que requiera para su marca. Esto es importante para crear una identidad y la forma como los clientes lo identificarán.

1. Cree un perfil: antes de abrir el perfil, recuerde que cada red social es diferente. Entre las opciones se encuentran Facebook, Instragram y TikTok. Las redes que elija dependerán de su público objetivo y de la propuesta de valor.
2. Conozca las redes: para conocer muy bien cada plataforma, hay cursos virtuales gratuitos que explican las funciones de cada una y enseñan cómo sacarle el máximo provecho a las herramientas que provee cada una, como las historias y los reels, entre otros.
3. No todo es vender: si bien uno de los objetivos es vender, a través de las redes sociales se puede hacer mucho más que eso: interactuar con sus clientes, saber qué piensan, qué les gusta y, así mismo, crear contenido de su interés que los mantenga conectados con lo que hace. El resultado de esa buena interacción será tener nuevos seguidores y clientes potenciales.
4. El tono de las publicaciones: defina cuál es la personalidad de su marca y así diríjase a los clientes. Es decir, determine si a través de las redes va a dar consejos, se va a presentar como un experto, como un amigo, como el tema soñado de ese cliente, entre otros.
5. Reinventarse todos los días: las redes sociales exigen constancia y dinamismo. Una vez comience a ganar seguidores, asegúrese de ser creativo en su relación con ellos, a través de concursos y eventos con emprendimientos de intereses similares; haga alianzas, cree historias de preguntas, imágenes divertidas y contenido que inspire.

Oscar Javier García agrega que la publicidad es una de las ventajas que debe aprovechar el emprendedor digital. “Las herramientas virtuales ofrecen muchos recursos que le permiten darse a conocer de manera gratuita o a muy bajo costo, en comparación con la publicidad tradicional. Hay mecanismos de promoción y mercadeo a través de Facebook y Google muy económicos y efectivos, ya que se puede segmentar el público que a usted le interesa”, indica el experto.

La trasformación digital es una oportunidad y no un obstáculo, aunque, como en toda actividad, hay un riesgo, pero la constancia y la creatividad en esa presencia digital pueden hacer la diferencia.