Fondo Solidario Una iniciativa por nuestros vecinos

Fondo Solidario Una iniciativa por nuestros vecinos

La pandemia puso a prueba muchos sectores económicos y sociales en el mundo y cambió nuestra forma habitual de vida. La solidaridad se convirtió en el camino para apoyar a quienes más lo necesitaban en medio del confinamiento.

Así nació el Fondo Solidario, una iniciativa que se concibió desde la empatía de empleados y contratistas de SierraCol Energy y la Fundación El Alcaraván para ayudar a las mujeres empresarias, adultos mayores, niños en condición de pobreza y profesionales de la salud que están en la primera línea de contagio del virus, por salvar vidas. Motivados por el deseo de ver surgir a esta población araucana, llevándoles esperanza, sonrisas y motivos para seguir, ya son ocho causas sociales, con donaciones por más de 160 millones de pesos, que se han llevado a cabo en el Departamento.

Estas son las causas apoyadas:

Recicladores de Caño Jesús

Recorriendo las calles del municipio de Arauca, jóvenes y adultos mayores de la Asociación de Recicladores de Caño Jesús recolectan materiales reutilizables que otros han descartado como desechos. De este oficio depende el sustento económico de los miembros de la Asociación.

El Fondo Solidario entregó 98 mercados con artículos de primera necesidad a 49 adultos mayores de esta Asociación.

“Somos unas familias muy vulnerables, no tenemos recursos ni un ingreso fijo, por eso estamos muy agradecidos con los empleados, al venir acá y ayudarnos con esa donación”, José de Jesús Pinzón, reciclador.

Microempresarias araucanas

Debido al aislamiento obligatorio, muchas microempresas dejaron en pausa sus actividades, lo cual disminuyó sus ingresos y puso en riesgo la economía familiar.

A través del Fondo Solidario, 442 mujeres emprendedoras cabeza de familia, de Tame, Arauca, Puerto Jordán, Saravena, Arauquita y Cravo Norte, recibieron mercados en pleno confinamiento, con el fin de mitigar
la crítica situación causada por el cierre de sus negocios.

“A mi me cae muy bien, porque no siempre tengo los 50 mil pesos para el mercadito, por eso quedo agradecida con esta ayuda y con la solidaridad de todos los que hacen parte de esta iniciativa”, Bárbara Alicia Alfonso, empresaria municipio de Tame .

Héroes de la salud

Manos de médicos y enfermeras han salvado la vida de cientos de pacientes afectados por el COVID-19, para ellos prima su vocación sobre su propia salud. Por estar en primera línea de atención, el Fondo Solidario benefició a los centros de salud con la entrega de 1.957 elementos de protección personal (EPP) para médicos y pacientes, insumos médicos, de bioseguridad y para la desinfección.

“Para nosotros es muy valioso este aporte, porque son elementos de protección personal que nos permiten minimizar el riesgo de contagio de nuestros empleados y de la comunidad en general”, Sayra Godoy Medina, gerente ESE Jaime Alvarado y Castilla.

 

Arte, cultura y folclor de Arauca

Folcloristas, copleros, cantautores, declamadores, pintores, artesanos y bailarines araucanos hacen parte de las cerca de 85 familias de artistas que a raíz de la pandemia han tenido que suspender sus actividades culturales en Arauca. A este sector tan importante para el Departamento, el Fondo Solidario, con la donación de sus empleados y contratistas, le entregó a cada familia un mercado y kits de bioseguridad.

“Como folclorista y representante del gremio Asoara quiero agradecerle a la Fundación El Alcaraván y a todas las empresas que hicieron su aporte para apoyarnos con este detalle”, Carlos Yustre, folclorista.

 

Vendedores ambulantes

Las personas que se dedican al mercado informal, vendiendo sus productos por las calles, también han sido afectadas por la pandemia. 350 vendedores ambulantes de Arauca recibieron del Fondo Solidario igual número de mercados y kits de protección personal.

“Somos trabajadores paleteros, estamos agradecidos con esta ayuda de alimento y un kit de desinfección que nos dieron en la Fundación El Alcaraván”, José Martín Quintero, heladero.

 

Mujeres en diálisis

Las personas con enfermedades renales crónicas son pacientes vulnerables al contagio por COVID-19. Debido a su estado de salud, generar ingresos económicos es muy difícil para estas personas. En solidaridad con esta población, por medio del Fondo Solidario, se entregaron mercados y kits de autocuidado a 21 pacientes.

Banco de juguetes vereda Chaparrito

En la zona rural la pandemia también ha aislado a la comunidad, incluso a los niños, quienes dejaron sus clases y ahora desde las fincas tratan de sobrellevar esta nueva realidad.

Teniendo en cuenta esto, el Fondo Solidario les entregó 20 mercados, 52 kits biosaludables y 52 juegos didácticos a niños y jóvenes de la vereda Chaparrito en Arauca.

“Me parece muy buenos los detalles para los niños, para que en este momento de crisis se dediquen a jugar, a hacer sus cosas con más dinámica, con estas ayudas la Fundación El Alcaraván la sacó del estadio”, Jesús Antonio Trigo Albarracín, presidente JAC vereda Chaparrito.

El Fondo Solidario en cifras

Las entregas de las ayudas se llevaron a cabo en el departamento de Arauca y en el Corregimiento El Centro, en Barrancabermeja (Santander), donde Ecopetrol y SierraCol Ene rgy operan.

  • 8  causas sociales en Arauca
  • 4 causas sociales en el corregimiento El Centro, Barrancabermeja
  • 3.970 beneficiarios
  • 1.016 mercados entregados
  • 2.830 juegos didácticos
  • 2.468 elementos de protección personal
  • 111 Insumos agrícolas
  • 42 Insumos artesanías
  • 20 computadores
  • 11 empresas vinculadas con donaciones
  • 270 empleados de la Fundación El Alcaraván y SierraCol Energy aportaron
  • $231.955.972 en aportes hasta la fecha